Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Endometritis

Cómo aliviar la endometritis con la homeopatía

La endometritis es una inflamación de la pared uterina causada por una infección. La homeopatía resulta ser una excelente alternativa para el tratamiento de esta patología. 

La endometritis es una infección provocada por gérmenes diversos (gonococo, clamidia y micoplasma) que atacan el endometrio o la mucosa del útero. Esta infección de origen microbiana se produce por efecto de gérmenes procedentes de la cavidad vaginal. Las fuertes fiebres que aparecen entre 24 y 48 horas después del parto son causadas por estreptococos. La endometritis es una inflamación que se produce principalmente a raíz de un parto, en cuyo caso se habla endometritis post-parto.

La interrupción del embarazo constituye además una causa de la endometritis. Aparte de estos factores directos, otras causas como la cesárea, la ruptura prolongada de las membranas, el trabajo de parto prolongado o los tactos vaginales repetidos durante el trabajo pueden ser el origen de la endometritis. Los demás factores de riesgo son, entre otros, las maniobras endouterinas, las grandes hemorragias y las anestesias generales.

Síntomas de la endometritis

La endometritis es una enfermedad infecciosa que se manifiesta por la aparición fiebre después del parto. Esta fiebre podrá ir acompañada de otros síntomas tales como dolores abdominales bajos y loquios malolientes. Asimismo, la mujer con endometritis presenta bastante a menudo un útero grande y blando,  acompañado de una hiperleucocitosis.

En algunos casos, la endometritis se manifiesta también por una metrorragia, es decir una hemorragia que aparece fuera de las normas. Por otro lado, los signos tardíos son además trastornos menstruales, pérdidas malolientes de color oscuro red o dificultades para quedar embarazada. Por último, la endometritis puede manifestarse en forma aguda o crónica, en cuyo caso la patología toma la forma de una inflamación pélvica acompañada de dolor.

Tratamientos homeopáticos recomendados

A título preventivo, se recomienda utilizar Pyrofium 7 CH durante el embarazo, ya que este remedio actúa como un antibiótico para luchar mejor contra la infección. Para aliviar dolores uterinos manifestados ante la presión, convendrá más bien administrar una dosis de Belladona 15 CH por día hasta que el estado general del paciente mejore de manera significativa.

Hepar sulfuris calcareum 30 CH resulta también muy eficaz para abordar la endometritis. Este remedio permite en efecto tratar la infección y la inflamación de la mucosa uterina y limita el riesgo de recidiva. En ese caso, la posología a respetar es de 1 dosis por semana durante tres meses. En ausencia de una mejora significativa, es sumamente aconsejable repetir el tratamiento. Por último, para disminuir la intensidad del dolor conviene tomar 5 gránulos de Platina 9 CH hasta la desaparición de las molestias.

Cuándo consultar a un médico

La consulta médica se impone apenas aparezcan síntomas como dolores, pérdidas o fiebre. En efecto, en ausencia de tratamiento, la inflamación puede extenderse al peritoneo y a la pelvis. En ese caso, la enfermedad contraída es la enfermedad pélvica inflamatoria, que se manifiesta por una fuerte fiebre de 39°C y dolores al tacto en los sacos vaginales.

Tratamientos y patologías asociados a la endometritis

Tratamientos asociados?

  • Belladonna
  • Hepar Sulfuris Calcareum
  • Platina

Importante Medicamentos homeopáticos como Nitricum acidum y Kreosotum resultan igualmente eficaz para tratar la endometritis.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.