Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Gastritis

Cómo tratar la gastritis con la homeopatía

La gastritis puede manifestarse de diferentes maneras. Si se la detecta a tiempo es posible tratarla efectivamente la homeopatía.

Se denomina gastritis a la inflamación de la mucosa del estómago. Las lesiones que la provocan pueden ser superficiales, petequiales y purpúricas e incluso ulceronecróticas. La gastritis es una enfermedad que puede ser aguda o crónica. Aunque es posible detectarla a partir de sus síntomas, sólo una gastroscopia permite diagnosticarla, con miras a un tratamiento eficaz. Otros exámenes médicos, entre ellos la biopsia, servirán después para precisar su grado de gravedad. Una gastritis crónica, si no es tratada a tiempo y eficazmente, puede llegar a causar un cáncer del estómago.

Las causas de la gastritis

El estrés forma parte de las principales causas de la gastritis,

aunque los efectos secundarios de algunos medicamentos, principalmente antiinflamatorios no esteroideos, también pueden estar en su origen. Por otra parte, las personas con dependencia al alcohol, el tabaco o el café son las más expuestas a esta enfermedad. Sin embargo, es posible que ésta se deba a infecciones bacterianas o a la debilidad de varias vísceras.

Los síntomas asociados

La gastritis se manifiesta generalmente en forma de dolor abdominal. Este síntoma podrá ir acompañada de malestares incómodos después de las comidas, reflujo ácido, flatulencia, estreñimiento y a veces de náuseas y vómitos. Sea aguda o crónica, la gastritis también puede estar en el origen de la pérdida del apetito, piel pálida, mal aliento, adelgazamiento y/o anemia pronunciada.

Tratamientos homeopáticos

Para aliviar el dolor causado por la gastritis, hay que evitar consumir frituras y alimentos demasiado pesados. Las bebidas alcohólicas, café y el tabaco también están desaconsejados. En lo que se refiere al tratamiento propiamente dicho de la enfermedad, Bismuthum 4CH, Cuprum 5CH y Chamomilla 5CH son los remedios homeopáticos más indicados. Así, en caso de intolerancia gástrica y ulceración, hay que tomar 3 gránulos de Bismuthum 4CH, 3 veces al día, sobre todo si el dolor es vivo y con ardor y el paciente sufre de dolores de estómago y sensaciones de ulceración. Si el cuerpo del enfermo está húmedo y la gastritis se manifiesta a través de espasmos violentos acompañados de calambres musculares motores, se puede recurrir a una sola toma 3 gránulos de Cuprum 5CH. Por último, para calmar la irritabilidad, la hipersensibilidad y los humores cambiantes que pueden provocar cólicos flatulentos con gases fétidos, hay que utilizar una dosis diaria de 3 gránulos de Chamomilla 5CH.

Cuándo consultar a un médico

Mucho antes de la aparición de cualquier síntoma que pueda hacer pensar en una gastritis, se aconseja a los fumadores de más de 50 años de consultar regularmente un médico para realizarse un examen. Por otra parte, toda persona que tenga dificultades para digerir o experimente una sensación de hambre inoportuna también debe tener la reacción de ir a ver un médico. En todos los casos, es preferible utilizar únicamente remedios homeopáticos prescritos por un homeópata.

Tratamientos y patologías asociados a la gastritis

Tratamientos asociados?

  • Argentum Nitricum
  • Colocynthis
  • Hydrastis Canadensis
  • Ignatia Amara
  • Lycopodium Clavatum

Patologías asociadas

  • Dispepsia

Importante La eficacia del tratamiento homeopático en la erradicación de la gastritis depende principalmente de la higiene alimentaria del paciente.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.