Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Osteítis

Cómo aliviar la osteítis con la homeopatía

La osteítis es un proceso inflamatorio del tejido óseo. El uso de la homeopatía ayuda a mitigar los síndromes infecciosos y a curar la enfermedad.

La osteítis es una infección microbiana de los huesos que puede contraerse por vía sanguínea. Es causada por una enfermedad sistémica y es conocida con el nombre de osteomielitis. La osteítis metastásica desimenia desde un foco lejano. Por último, (caso rarísimo), las osteítis también pueden ser de origen micótico o parasitario.

Presentación de la patología

La osteítis es una enfermedad inflamatoria de los huesos, causada por la infección del tejido óseo por bacterias. Las principales bacterias responsables de la infección son la Escherichia coli, Staphylococcus aureus (estafiloco dorado) y Pseudomonas aeruginosa. La existencia de fracturas expuestas o de enfermedades infecciosas como la angina favorece la entrada de bacterias en el organismo, que alcanzan las células óseas. Las infecciones de la piel como el impétigo, el ántrax o elforúnculoconstituyen también una puerta de entrada para la infección.

Síntomas de la osteítis

A principios de la infección, la osteítis se manifiesta a través de fiebre de hasta el 40°C.  El individuo tien escalofríos y se queja de cefaleas. Estos síntomas están acompañados devivos dolorespulsatiles localizados a nivel de la parte del cuerpo en la que se aloja la osteítis. La enfermedad evoluciona con la aparición de heridas acompañadas de pus. La complicación de la enfermedad se manifiesta por la aparición de nuevosabscesosa nivel de los pulmones y del cerebro. Se produce entonces une septicemia y a una endocarditis infecciosa. En el caso de unaosteítistuberculosa, el dolor es moderado y la infección puede evolucionar hacia el desarrollo de un absceso frío. Cuando la infección está localizada a nivel de las mandíbulas, se habla de osteítis del maxilar.

Tratamiento homeopático de la osteítis

El tratamiento de base de la osteítis es Aurum Metallicum 100%. Si la osteítis va acompañada de pus, hay que tratarla conStaphysagria80%. En caso de osteítis crónica de los pequeños huesos, hay que administrarArgentum Nitricum60%. La osteítis de la nariz, los mastoides y el paladar puede ser tratada con Aurum Metallicum 80%.

Aurum Metallicum también es eficaz para tratar la osteítis necrótica y la osteítis supurante. Si la inflamación está localizada a nivel de los maxilares, corresponde tratarla conHekla lava4 CH. Si hay tendencia a una supuración con incluyendo traumático hay que administrar Siegesbeckia 4 CH.

En caso de osteítis con sensibilidad de la encía y presencia de abscesos, hay que utilizar Hekla lava y Siegesbeckia en baja dilución, o sea 6 CH, 4 CH o 3 CH. Estos medicamentos deben utilizarse juntos en forma de trituración con 1 medida dos veces al día o 3 gránulos 2 veces al día.

Cuándo consultar a un médico

Es necesario consultar al médico ante la parición de síntomas. En efecto, en ausencia de tratamiento, el tema puede desarrollar un absceso que sólo podrá detectarse mediante una ecografía. Asimismo, la enfermedad puede evolucionar hacia la formación de fístulas caracterizadas por una apertura espontánea de la herida. Posteriormente, los trozos de huesos necrosados son evacuados a través de la fístula.

Tratamientos y patologías asociados a la osteítis

Tratamientos asociados

  • Silicea

Importante Gracias a su carácter suave y su acción terapéutica en profundidad, la homeopatía puede tratar la osteítis desde la manifestación de sus primeros síntomas.

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.