Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Queilitis angular

Tratamiento de la queilitis angular con la homeopatía

La queilitis angular, perleche, queilosis o estomatitis es una inflamación de las esquinas de los labios que puede tratarse con homeopatía. Sin embargo, algunos remedios presentan incovenientes.

La queilitis angular es una ulceración de las comisuras de los labios. Muy a menudo se observa un eritema en los labios, así como fisuras. Si se complica, la perleche puede causar infecciones bacterianas o fúngicas, que pueden extenderse sobre las otras partes del caras o en el interior de la boca.

Causas y síntomas de la queilitis angular

Las causas de la estomatitis son muy diversas. Entre las más frecuentes, se observa una carencia de vitamina B2, una infección bacteriana debida a la sífilis, una sobredosis de vitamina A en el marco de un tratamiento médico o un aparato dental que la boca no soporta. 

El principal síntoma de la queilitis angular es una sequedad en la comisura de los labios que provoca fisuras. Debido a ello, la persona afectada tiene dificultades para abrir la boca y se humedece con frecuencia las comisuras. En los casos de complicaciones de la queilitis angular, se pueden observar exulceraciones sanguinolentas y dolorosas en las comisuras. La queilitis angular puede ser muy molesta cuando se extiende a otras partes del rostro. Sin embargo, es una enfermedad que puede tratarse gracias a los producto homeopáticos.

Queilitis angular y tratamiento

En total, se han identificado más de 40 remedios homeopáticos, que pueden ser utilizados para tratar los casos de queilitis angular. Los especialistas recomiendan en general una asociación de Mercurius solubilis, Monilia Albicans y Sepia officinalis, todos en una dilución de 5 CH. Estos productos deben tomarse a razón de 3 gránulos de cada uno, tres veces al día. Nitricum Acidum también es eficaz en el tratamiento de la queilitis angular. Sin ninguna asociación, se puede administrar este producto en 7 o 9 CH, a razón de 5 gránulos, a tomar dos veces al día. Existe otro medicamento muy eficaz, pero que no tiene la adhesión de todos los especialistas a causa de los efectos secundarios que provoca: el Streptococcinum.

Tratamiento de la queilitis angular con Streptococcinum y Condurango

La queilitis angular puede ser causada por estreptococos. Por ello, hay especialistas en homeopatía que sugieren desde hace mucho tiempo administrar dosis de Streptococcinum en diluciones de 9 CH a 15CH una vez por semana a los pacientes con queilitis angular. Sin embargo, el fármaco produce a veces serios efectos secundarios y debe estar asociado con  Poumon histamina15 CH tomas Espaciadas para controlar los efectos negativos del Streptococcinum como escarlatina, sarpullido, intolerancia al ruido, pesadillas y alucinaciones cercanas al estado de locura.

Muchos especialistas se inclinan por otro producto utilizado en homeopatía con los pacientes con cáncer de estómago: Condurango. La planta de la que se obtiene el remedio crece en la cordillera de los Andes en América del Sur tiene muchas virtudes y su acción no implica efectos tan perjudiciales como los que puede producir Streptococcinum. De nuestros días, el uso de Condurango en el tratamiento de la queilitis angular tiende a generalizarse, incluso si no es tan eficaz como Streptococcinum.

Tratamientos y patologías asociados a la queilitis angular

Tratamientos asociados?

  • Condurango

  • Graphites
  • Nitricum Acidum

Importante La homeopatía, por su acción en profundidad, puede tratar eficazmente la queilitis angular.  Esta terapia combate y elimina la infección bacteriana e impide que los hongos se extiendan sobre el rostro.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.