Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Rinofima

Cómo tratar el rinofima con la homeopatía

El rinofima, una enfermedad que causa sensaciones desagradables, afecta especialmente a personas de 30 a 50 años. Es posible aliviar los síntomas de esta patología optando por un tratamiento homeopático adecuado.

El rinofima es una deformación progresiva de la nariz, que se vuelve roja y voluminosa. Esta patología, debida principalmente a una Hipertrofia del tejido cutáneo y de las glándulas sebáceas la nariz,  alcanzado más frecuente que los hombres de edad de 30 a 50 años. En efecto, el desarrollo de las glándulas sebáceas y el espesamiento cutáneo irán acompañados de una proliferación importante de los capilares sanguíneos, lo cual provoca una hinchazón de la nariz. Las personas de tez clara, piel que enrejezca fácilmente y que sean propensas a la rosácea serán los pacientes de riesgo.

Los síntomas del rinofima

En la primera fase, el rinofima se manifiesta por la aparición de eritema a nivel del rostro, principalmente en la zona que rodea la nariz. La nariz enrojece más fácilmente a raíz de las sofocos debidos a cambios de temperatura o a la emoción. La piel se reseca y  se experimenta ardor.
En la segunda etapa de la enfermedad, los sofocos se vuelven frecuentes sobre todo después de las comidas, y se pueden distinguir los pequeños vasos sanguíneos de la nariz y las pápulas. Se puede incluso observar Pústulas sobre la nariz. Los ojos se vuelven rojos, secos e irritados.
En una fase avanzada, la nariz se cubre de nódulos, se hincha y se enrojece. Se puede decir entonces que el paciente sufre de rinofima.

Los tratamientos homeopáticos recomendados

Si la patología es de origen emocional, es conveniente tomar Pulsatilla en una dilución de 4 a 9 CH. Este remedio actúa principalmente contra la dilatación de los vasos sanguíneos, al igual que Arnica montana 4 a 5 CH. Lachesis 5 a 9 CH conviene también para el tratamiento de la enfermedad.
En la mujer, si el rinofima ocurre principalmente durante las reglas, se recomienda tomar Eugenia jambosa 4 a 5 CH. En caso contrario, Sanguinaria 4 a 7 CH y Agaricus 4 a 5 CH son igualmente eficaces para aliviar los síntomas y contrarrestar la enfermedad.

Cuando consultar a un médico

Si, a pesar de la administración de los medicamentos homeopáticos, los síntomas de la patología persisten sin ninguna mejora, será necesario consultar a un médico. Por otra parte, si se comprueba que el rinofima es de origen psicológico,  se impondrá una consulta especializada. Además, no hay que esperar que la enfermedad se agrave para hacer una consulta médica. También las personas con posibles problemas de la circulación deben hacerlo sin demora.

Tratamientos y patologías asociados al rinofima

Tratamientos asociados?

Importante  La administración de remedios homeopáticos desde la aparición de los primeros síntomas de el rinofima permite aliviar y tratar la enfermedad. Este tratamiento homeopático precoz permitirá evitar recurrir a la cirugía, el último recurso contra el rinofima.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.