Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Trastornos de la próstata

La homeopatía, una solución terapéutica a los trastornos de la próstata

Son mucho los remedios homeopáticos que pueden utilizarse para aliviar dolores y tratar los problemas urinarios causados por enfermedades de la próstata.

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino que tiene la función de segregar el líquido constitutivo del esperma. Este órgano puede verse afectado por muchas enfermedades, entre ellas el prostatismo, la prostatitis y la hiperplasia benigna prostática (HBP). Se denomina prostatismo al conjunto de las enfermedades cancerosas de la próstata. La prostatitis, por su lado, se manifiesta por la inflamación de la glándula en cuestión, y puede ser aguda o bacteriana. La hiperplasia benigna prostática, por otra parte, se caracteriza por el aumento del volumen de la próstata. Los trastornos de la próstata alcanzan generalmente a los hombres de cierta edad, entre 40 y 60 años, y pueden ser tanto dolorosos como discapacitantes. Sin embargo, es posible tratarlos eficazmente con varios remedios homeopáticos.

Los síntomas de las enfermedades de la próstata

Los trastornos de la próstata son fáciles de diagnosticar. El prostatismo, por ejemplo, se caracteriza por una reducción del caudal urinario así como por una necesidad frecuente de orinar. Esta patología puede causar una adenopatía de la ingle y una retención masiva de la orina asociada a una hematuria y a una polaquiuria. Por otro lado, el prostatismo suele ir acompañado de insomnio y de cansancio físico o nervioso. Los síntomas de la hiperplasia benigna prostática son bastante similares a los del cáncer de próstata. Sin embargo, el paciente que la sufra también puede ser víctima de disuria o de enuresis y tener que hacer un gran esfuerzo para poder orinar. La prostatitis, por su parte, provoca una disminución del flujo urinario, dolor al orinar o retención urinaria asociada al dolor a nivel de la región pélvica. Cuando es aguda, va acompañada de fiebre y dolores en el nivel de la región perineal, intensificados por la evacuación de orina y heces. Cuando es crónica, en cambio, se caracteriza principalmente por trastornos de la micción.

El tratamiento de los trastornos urinarios causados por una enfermedad de la próstata

Los trastornos urinarios debidos a una afección de la próstata se tratan generalmente con tres gránulos de Belladona 5 CH y Myristica 5 CH, a tomar de dos a tres veces al día. Sin embargo, en el caso particular de trastornos causados por el prostatismo y manifiestados a través de micciones bruscamente interrumpidas y retomadas poco después, la poslogía recomendada sonr tres gránulos de Sabal Serrulata 5 CH y Conium Maculatum 5 CH, a administrar de una a varias veces al día, en función de la persistencia de los síntomas, que son recomendados.

El tratamiento de los dolores en las micciones

Las sensaciones de dolor y sensación de ardor al orinar pueden aliviarse con cinco gránulos de Staphysagria 7 o 9 CH a tomar cada dos horas. Las tomas deben irse espaciando en función de la desaparición progresiva de los síntomas. En cuanto a los dolores perineales acompañados de frecuentes necesidades de orinar, pueden ser aliviados con cinco gotas de tintura madre de Thuya, a tomar dos veces al día después de comer.

El tratamiento adecuado en caso de micción difícil o escasa

En caso de HBP caracterizado por dificultades en la micción, colocar bajo la lengua una dosis de Thuya 9 CH, de preferencia todos los domingos y administrar tres gránulos de Rana bufo 4 CH y otros tantos de Prostate 7 CH, de dos a tres veces al día. Para eliminar más rápidamente los síntomas de la enfermedad, también se recomienda tomar quince gotas de Sabal Serrulata TM o 10 gotas de Pareira brava TM cuatro veces al día. En el caso de micciones frecuentes y escasas, hay que recurrir a tres gránulos de Baryta Carbonica 5 CH en tres tomas diarias cada dos días.

Cuándo consultar a un médico

Cuando el trastorno de la próstata es grave y lleva a una imposibilidad de evacuación de orina, una presencia abundante de sangre en la orina, una dilatación vesical o una disfunción renal, siempre es necesario consultar a un homeópata o un médico. En estos casos, sólo los profesionales de la salud serán capaces de prescribir el tratamiento el más adecuado y, en consecuencia, los remedios que permitan evitar complicaciones.

Tratamientos y patologías asociados a los trastornos de la próstata

Tratamientos asociados?

  • Baryta Carbonica
  • Benzoicum Acidum
  • Chimaphila Umbellata
  • Conium Maculatum
  • Hepar Sulfuris Calcareum
  • Lycopodium Clavatum
  • Medorrhinum
  • Sabal Serrulata
  • Silicea
  • Sulfur
  • Thuya Occidentalis

Patologías asociadas

  • Cistitis
  • Disuria

Importante Gracias a los remedios homeopáticos, las enfermedades prostáticas no suelen generar complicaciones ni secuelas, y los pacientes que las padecen pueden recuperarse más fácilmente de su dolencia.  


Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.