Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Anacardium orientale

Cómo tratar los trastornos gastroenterológicos y dermatológicos con Anacardium orientale

Con varias propiedades terapéuticas, Anacardium orientale tiene un amplio campo de aplicación. En efecto, este remedio homeopático es eficaz en el tratamiento de varias dolencias.

Anacardium orientale es un arbusto de la familia de las anacardiáceas. Originario principalmente del norte de la India, este pequeño árbol produce una fruto comúnmente llamado “nuez de marcar”, que es lo se utiliza en la elaboración del remedio homeopático. Anacardium orientale es un remedio concebido según los procesos de preparación de los medicamentos homeopáticos, que consisten en macerar la sustancia de base en alcohol. Este primer procedimiento permite obtener la tintura madre, que será diluida luego repetidamente. Entre las distintas diluciones, la solución es sometida a varias sacudidas (dinamización) que permiten mantener y fortalecer sus propiedades terapéuticas. Anacardium orientale se indica en el tratamiento homeopático de varias patologías.

Uso en gastroenterología

En gastroenterología, Anacardium orientale se prescribe contra los trastornos digestivos y los dolores localizados a nivel del estómago. Este remedio es prescrito si el dolor se intensifica al efectuar movimientos. Debe observarse que el dolor puede resultar de la respiración profunda o de un esfuerzo intelectual. Anacardium orientale está preconizado en el tratamiento del dolor de estómago y de trastornos del aparato digestivo como la dispepsia y la gastralgia, una excitación dolorosa y sintomática de estómago. Así, los pacientes con estreñimiento, náuseas y vómitos pueden recurrir a este medicamento. Hay que tener en cuenta que las manifestaciones sintomáticas de estos trastornos digestivos son menos intensas cuando el paciente consume alimentos.

Tratamiento de los trastornos de conducta

Anacardium orientale está indicado para tratar el surmenaje intelectual y el fenómeno de duplicación de la personalidad. Así, el remedio permite lógicamente aliviar el estrés laboral, y de manera más amplia es eficaz para tratar a las personas con trastornos de comportamiento. Asimismo, se la indica para pacientes coléricos, fácilmente irritables a raíz del agotamiento, y en particular para estudiantes irascibles. Anacardium orientale se aconseja para pacientes ansiosos, susceptibles o incapaces de proporcionar un esfuerzo intelectual. Este remedio reduce significativamente el nerviosismo, los síndromes depresivos y los comportamientos agresivos dominados por una necesidad de insultar. Este medicamento es adecuado para el tratamiento de diversos trastornos de conducta caracterizados por la ansiedad, la desesperación, la pérdida de confianza en sí mismo y el olvido de nombres, entre otros. Se lo prescribe para tratar la pérdida de la memoria transitoria a raíz de la fatiga o el agotamiento, así como las alteraciones del comportamiento alimentario como la bulimia.

Aplicaciones en dermatología

Las propiedades particulares de Anacardium orientale lo hacen indicado en el tratamiento de afecciones cutáneas. Anacardium orientale es eficaz para abordar diversas trastornos dermatológicos como el liquen plano, caracterizado por la presencia de erupciones así como de pápulas violáceas que provocan escozor. Anacardium orientale está particularmente preconizado en caso de prurito o si el paciente sufre de escozor, dermatosis, descamaciones o lesiones cutáneas.

Posología recomendada en caso de trastornos gastroenterológicos

Anacardium orientale 9 CH es el remedio apropiado en caso de estreñimiento. La duración del tratamiento es de seis días, a razón de tres gránulos por día, de preferencia a la mañana y a la tarde. Contra los dolores de estómago que se alivian con una nueva ingesta, es conveniente prescribir cinco gránulos en una dilución de 9 Ch, dos veces al día a las 10 y a las 17 horas, antes de la comida.

Dosis recomendada en caso de trastornos de conducta

La duración del tratamiento contra los trastornos de conducta alimentaria será de quince días. La dosis es de cinco gránulos de Anacardium orientale 9 CH dos veces al día. Los pacientes agresivos pueden consumir entre tres y cinco gránulos con la misma dilución a 9 CH dos veces al día. Cuando un niño es agresivo y dice palabrotas frecuentemente, la posología recomendada es de tres gránulos 9 CH , tres veces al día. La misma dosis se prescribe para los problemas de memoria. Contra la depresión que se alivia comiendo, la dosis es de cinco gránulos 9 CH, a razón de tres tomas diarias.

La dosis indicada para curar enfermedades cutáneas

Para tratar el liquen plano, el prurito y las erupciones de pápulas es preciso tomar tres gránulos 9 CH antes de las comidas. Tenga en cuenta que, en la homeopatía, los gránulos no deben ser tomado con los dedos: generalmente se dejan disolver bajo la lengua antes de comer.

Tratamientos y patologías asociadas a Anacardium orientale

Tratamientos asociados?

  • Arsenicum Album

  • Calcarea Phosphorica

  • Colocynthis

  • Graphites

  • Iris Versicolor

  • Kalium Bichromicum

  • Kalium Bromatum

  • Kalium Phosphoricum

  • Nitricum Acidum

  • Petroleum

  • Plumbum Metallicum

  • Robinia Pseudo-acacia

  • Selenium Metallicum

  • Silicea

  • Sulfuricum Acidum

  • Zincum Metallicum

Patologías asociadas

  • Astenia
  • Cefalea
  • Dispepsia
  • Eccema
  • Memoria
  • Úlcera

Importante Anacardium orientale permite combatir eficazmente la hiperactividad sexual masculina.  En la mujer, sus propiedades medicinales permiten tratar las trastornos ginecológicas como reglas abundantes o dolorosas o el prurito vulvar.

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.