Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Ferrum phosphoricum

Tratamiento de dolores reumáticos, enfermedades febriles y trastornos de la esfera ORL con Ferrum phosphoricum

La homeopatía es una medicina alternativa que mejorar el cuidado y la protección contra enfermedades como bronquitis, sinovitis transitoria de cadera o estado febril. Para tratar estas dolencias, el remedio más adecuado es Ferrum phosphoricum.

Ferrum phosphoricum es un remedio homeopático de origen químico. Su composición a base de fosfato férrico, óxido de hierro hidratado y fosfato ferroso hidratado lo convierte en un medicamento indicado para enfermedades febriles, trastornos a nivel de la esfera ORL y ciertas patologías en reumatología.

Principales indicaciones

Ferrum phosphoricum se prescribe en reumatología para aliviar los doloresde la artritis y de la sinovitis transitoria de cadera. También se utiliza para abordar diversas patologías en la esfera ORL como la nasofaringitis. A veces, por otra parte, las mucosas del enfermo son sanguinolentas. En este caso, se puede administrar Ferrum phosphoricum para tratar tanto la tos seca como las mucosas afectadas.

Ferrum phosphoricum entra también en el tratamiento de estados febriles asociados a diversas patologías que producen  fiebre. Para los pacientes sensibles como los niños, también se puede prever un tratamiento a base de Ferrum phosphoricum si la temperatura se sitúa alrededor de 38,5°C.  Este remedio homeopático puede actuar eficazmente si el paciente es hemofílico y sangra a veces por la nariz. También se prescribe si la fiebre es moderada, en particular en niños agotado por la fiebre y que presentan a veces diarrea con heces sanguinolentas.

Dosis recomendadas

En el tratamiento de la sinovitis transitoria de cadera conviene administrar 5 gránulos de Ferrum phosphoricum 5 CH tres veces al día durante aproximadamente una semana, en asociación con la misma dosis de vía Rotundifolia 5 CH.

Si el paciente sufre de artritis, deberá tomar Ferrum phosphoricum 5 CH tres veces al día durante una semana a razón de 5 gránulos por toma.

Si el paciente presenta un estado febril y ciertos órganos o músculos en plena inflamación, se le debe suministrar Ferrum phosphoricum 9 CH tres veces al día para un tratamiento de 4 días como máximo. Cada toma estará compuesta de 5 gránulos.

En el caso de que el enfermo sangre de la nariz y sufra dolor en las orejas, se aconseja que tome Ferrum phosphoricum 5 CH por la mañana, al mediodía y a la noche.

La prevención del dolor de oído se hará con Ferrum phosphoricum 9 CH en asociación con Aviaire 15 CH y Kalium muriaticum. El tratamiento será más eficaz si se realiza desde octubre hasta fines de marzo. En el caso de una otitis en plena evolución, el tratamiento homeopático recomendado consiste en 5 gránulos de Ferrum phosphoricum 9 CH por toma a la mañana y a la tarde durante 3 días. El médico puede eventualmente prescribir otros medicamentos homeopáticos para reforzar la acción de los remedios en caso de disminución auditiva o molestias generales en el oído.

Patologías de la laringe, bronquitis con secreciones pectorales sanguinolentas y traqueítis también pueden ser tratadas con Ferrum phosphoricum. En este caso, hay que preferir la dilución 7 CH a razón de 5 gránulos mañana, mediodía y noche durante una semana.

Tratamientos y patologías asociados a Ferrum phosphoricum

Patologías asociadas

  • Artralgia
  • Bronquitis
  • Epistaxis
  • Fiebre
  • Laringitis
  • Otitis
  • Nasofaringitis
  • Sinovitis transitoria de cadera
  • Traqueítis

Importante Ferrum phosphoricum es prescrito por el médico si el enfermo presenta fiebre vinculada a un problema ORL o a una diarrea, a menos que se trate de un acceso de fiebre y de dolores resultantes de una patología como la artritis.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.