Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Kalium Iodatum

Tratamiento de trastornos ORL, oftalmológicos y reumáticos con Kalium Iodatum

Kalium Iodatum es un remedio homeopático enormemente beneficioso para diversas categorías de pacientes. Además, atenúa las manifestaciones sintomáticas y contribuye con eficacia en el tratamiento de varias patologías agudas.

Kalium Iodatum o yoduro de potasio es un compuesto derivado de un preparado químico a base de yodo e hidróxido de potasio. El polvo resultante es un compuesto cristalino incoloro e inodoro. La molienda fina del yoduro de potasio en la lactosa es el primer paso en el proceso de fabricación de este remedio homeopático. Esta etapa, llamada “trituración”, es seguida por la dilución de la sustancia triturada en alcohol. Durante la etapa siguiente, que consiste en la dinamización entre cada dilución homeopática, la solución se agita para mantener y reforzar las propiedades terapéuticas del remedio. Kalium Iodatum, el remedio así elaborado, es un medicamento de origen mineral de gran utilidad para el tratamiento de un gran número de afecciones.

Indicaciones en otorrinolaringología

Las indicaciones de Kalium Iodatum circunscritas a la esfera ORL se refieren a una serie de afecciones inflamatorias, especialmente la inflamación de los senos paranasales, las mucosas o las fosas nasales. Así, este remedio permite para tratar la sinusitis frontal aguda caracterizada por dolores difusos en los senos frontales y atenúa las manifestaciones de la rinitis dominadas por una secreción nasal acuosa y e irritante. Los resfriados, la coriza o catarro cerebral y la fiebre del heno entran también en el campo de acción terapéutica de este remedio. Asimismo, es eficaz para aliviar escozor o ulceración de la garganta, inflamación de la laringe aumento del volumen de la glándula tiroides (bocio).

Indicaciones en oftalmología

La prescripción de Kalium Iodatum se recomienda en el tratamiento de inflamación del ojo, en particular del iris (iritis) y de la coroides (coroiditis). Lo mismo ocurre en caso de inflamación de la conjuntiva o conjuntivitis aguda o de queratitis, que es una inflamación de la córnea.

Este remedio homeopático es igualmente eficaz para tratar los edemas asociados a dolores vivos bajo los párpados o que afecten a la conjuntiva y con secreciones verdosas y purulentos, los signos evidentes de una quemosis.

Indicaciones en reumatología

Las propiedades curativas de Kalium Iodatum intervienen también en el tratamiento de dolores articulares y óseos. A tal efecto, conviene recordar que el recurso a este remedio es preconizado en casos de enfermedades reumáticas localizadas particularmente en la rodilla y que se agravan la noche o bajo el efecto del calor. Así pues, es totalmente indicado para el tratamiento de inflamación de la rodilla, dolores a nivel de los dedos de los pies o del periostio. La sinovitis crónica también forma parte de las patologías para las que está indicado este remedio.

Posología en caso de trastornos de la esfera ORL

Para los niños afectados de nasofaringitis con secreciones nasales y oculares considerablemente irritantes, la dosis diaria es de 2 gránulos de Kalium Iodatum 5 CH, 5 veces por día durante 2 días, y luego 3 veces durante 3 días. La continuación del tratamiento y la modificación de la posología se harán en función de la mejora de los síntomas.

De manera general, en presencia de una sinusitis, la posología recomendada es de 3 gránulos de Kalium Iodatum 5 CH, a razón de 3 veces al día. Cuando se trata de una sinusitis aguda, caracterizada por supuración, dolor frontal, secreciones irritantes y lagrimeos, se aconseja una toma de Kalium Iodatum 5 CH todas las horas.

Si se trata del tratamiento de un catarro agudo dominado por un rinorrea abundante que produzca ardor e irritación con lagrimeos y estornudos violentos, conviene tomar 3 gránulos de Kalium Iodatum 4 o 5 CH todas las horas. Contra la fiebre del heno asociada a una congestión de la raíz de la nariz y a una secreción irritante, hay que tomar 3 gránulos de Kalium Iodatum 5 o 7 CH 4 veces al día.

Dosis recomendada en caso de patologías oftalmológicas

La dosis necesaria para tratar la conjuntivitis es de 5 gránulos de Kalium Iodatum 5 CH, 4 veces al día. Cuando la patología se acompañada de un edema conjuntivo y del párpado con lagrimeo intenso, el tratamiento debe continuar hasta que los síntomas desaparezcan. En este caso, la toma es de 5 gránulos de Kalium Iodatum 9 CH a razón de 2 a 3 veces al día.

Dosis recomendada en caso de patologías reumáticas

Kalium Iodatum 7 CH interviene en el tratamiento de la artritis caracterizada por una hinchazón de articulaciones, a razón de 5 gránulos 2 veces al día, de preferencia a la mañana y a la tarde. Contra la sinovitis, el tratamiento consiste en tomar 3 gránulos de Kalium Iodatum 9 CH antes de la comida.

Tratamientos y patologías asociados a Kalium iodatum

Tratamientos asociados?

  • Allium Cepa
  • Ammonium Muriaticum
  • Arsenicum Album
  • Aurum Muriaticum
  • Berberis Vulgaris
  • Caulophyllum Thalictroides
  • Causticum
  • Cinnabais
  • Corallium Rubrum
  • Euphrasia Officinalis
  • Ferrum Metallicum
  • Ferrum Phosphoricum
  • Formica Rufa
  • Hepar Sulfuris Calcareum
  • Hydrastis Canadensis
  • Kalium Bichromicum
  • Lachesis Mutus
  • Mezereum
  • Pyrogenium
  • Sticta Pulmonaria
  • Viola Odorata

Patologías asociadas

  • Artralgia
  • Conjuntivitis
  • Rinitis
  • Sinusitis

Importante La acción terapéutica de Kalium Iodatum es igualmente activa en la esfera psíquica.  Es pues a justo título que este remedio se prescribe en presencia de trastornos psíquicos caracterizados por una gran irritabilidad manifiesta, ansiedad y tristeza, y a veces una pérdida de la memoria.

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.