Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Magnesia Phosphorica

Cómo combatir el dolor con Magnesia Phosphorica

El remedio homeopático Magnesia Phosphorica fue concebido según un método específico pensado para optimizar sus propiedades antiespasmódicas y antálgicas. Por lo tanto, está preconizado en el tratamiento de varios tipos de dolores.
Magnesia Phosphorica es un remedio homeopático que se obtiene gracias a la saturación de ácido fosfórico transformado en sal de magnesio. Este remedio está clasificado entre cepas sensibles que sirven esencialmente para el tratamiento de los dolores neurálgicos espasmódicos, así como los calambres musculares. Un equivalente homeopático de Magnesia Phosphorica es Colocynthis, teniendo en cuenta que estos dos remedios poseen propiedades similares en el tratamiento del dolor. Sin embargo, Magnesia Phosphorica está indicado para curar varios otros tipos de patologías, en particular las relativas a la actividad neurovegetativa.

Tratamiento del dolor

Magnesia Phosphorica está indicado en el tratamiento de los dolores agudos, persistentes y a menudo fulgurantes, como los tics dolorosos a nivel de la cara o determinadas formas de neuralgias faciales faciales y supraorbitales. Este remedio trata también las contracciones espasmódicas de los músculos de la frente así como los espasmos de los párpados.
Las propiedades analgésicas y antiespasmódicas de magnesia phoshorica actúan especialmente sobre los dolores neurálgicos alrededor de la región cardíaca, en particular en los casos de enfermedad arterial coronaria, angina de pecho o palpitaciones. Este medicamento homeopático trata principalmente el dolor espasmódico acompañado de calambres musculares, lo cual lo hace ideal para aliviar los calambres de músicos y escritores.
En reumatología, si el dolor ciático se localiza sobre todo en la parte derecha de la  parte baja de la espalda y se acompaña de calambres, Magnesia Phosphorica es el remedio más adecuado para tratar la patología.
Además, Magnesia Phosphorica alivia los dolores de cabeza (cefaleas y migrañas), así como el dolor dental ocasionados por el consumo de alimentos demasiado calientes o demasiado fríos.

Trastornos de conducta

Como espasmolítico, Magnesia Phosphorica está indicado en el tratamiento de fondo para pacientes espásticos, en particular los que expresen el dolor físico de forma violenta, con paroxismos de gritos y llanto. Este remedio permite entre otras cosas tratar algunos síntomas relacionados trastornos del comportamiento, como por ejemplo rigidez de los miembros y de las articulaciones o crisis de asma de origen nervioso. Además, también permite detener las convulsiones en el tratamiento de casos ligeros de epilepsia. Magnesia Phosphorica puede también servir de ansiolítico para personas depresivas, angustiadas, coléricas y hurañas.

Gastroenterología

Magnesia Phosphorica se utiliza en gastroenterología para tratar calambres estomacales, enfermedades diarreicas y cólicos espasmódicos acompañados de flatulencia que obliguen al individuo afectado a doblarse sobre su estómago. Por ende, este medicamento homeopático trata varios tipos de cólicos, en particular los cólicos del lactante, los cólicos hepáticos y los cólicos nefríticos. Magnesia Phosphorica está especialmente recomendado cuando la persona eructa sin tener el estómago lleno. También está indicado en caso de aerogastria o vientre hinchado.

Urología

Un tratamiento a base de Magnesia Phosphorica permite controlar algunos casos ligeros de incontinencia, en particular para personas que experimenten una necesidad permanente de orinar al estar de pie, tanto estáticos como en movimiento. Este remedio también está indicado para las personas que sufren de enuresis nocturna.
Gracias a sus propiedades antiespasmódicas, Magnesia Phosphorica trata los espasmos de la vejiga que ocasionen una posible retención de  tenesmo o de orina.
En el hombre, Magnesia Phosphorica está recomendado para tratar las pérdidas uretrales acompañadas de dolor al orinar.
Luego de una cateterización, Magnesia Phosphorica permite aliviar el dolor experimentado a nivel de la vejiga.

Ginecología

Magnesia Phosphorica es el antálgico por excelencia para aliviar las reglas dolorosas. En ginecología, todos los dolores que producan calambres pueden ser tratados con este medicamento, que también trata la dismenorrea  y el cólico uterino. El remedio está especialmente preconizado en caso de menstruación membranosa, oscura, que se manifiesta de manera demasiado anticipada y presenta ovaralgia neurálgica.

Obstetricia

En obstetricia, Magnesia Phosphorica se utiliza en los partos para aliviar los dolores espasmódicos posteriores. Este remedio está especialmente indicado en caso de contracciones uterinas extremadamente dolorosas, de carácter espasmódico.

Indicaciones adicionales

Magnesia Phosphorica puede ser utilizado para tratar la hipercolesterolemia, así como varias otras patologías susceptibles de convertirse en crónicas o permanentes. También trata el acné, el insomnio, la bronquitis crónica o el prurito nervioso. Gracias a su acción neurovegetativa, Magnesia Phosphorica puede utilizarse como calmante en caso de estrés pasajero en vísperas de un examen, por ejemplo, o antes de ir al dentista.

Dosis para el tratamiento del dolor

Para tratar dolores neurálgicos es necesario tomar Magnesia Phosphorica 4 CH. Las tomas deben espaciarse a razón de 4 gránulos todas las horas. Si el dolor mejora con calor, una fuerte presión o al doblarse sobre el estómago, el paciente debe tomar 5 gránulos de Magnesia Phosphorica 7 CH, 3 veces al día, o incluso más si fuera necesario.
En caso de calambres fulgurantes, Magnesia Phosphorica resulta más eficaz si se diluyen 7 gránulos del remedio e una dilución de 7 CH en un vaso de agua hirviendo, que debe beberse a pequeños sorbos. Para utilizar el remedio en tratamiento de fondo en caso de calambres más severos, es necesario tomar 3 gránulos mañana, mediodía y noche. En este caso, Magnesia Phosphorica debe asociarse a Cuprum Metallicum. Para el dolor ciático hay que tomar Magnesia Phosphorica a 9 CH.

Dosis recomendadas en caso de trastornos gastroenterológicos

Para tratar los cólicos es necesario tomar Magnesia Phosphorica 15 CH. Si están acompañados de calambres estomacales la dilución del remedio debe ser de entre 7 y 9 CH, las tomas deben hacerse más a menudo.
En los lactantes, el tratamiento de los cólicos debe hacerse con Magnesia Phosphorica 4 CH, a administrar en momentos de crisis.

Dosis recomendadas en caso de patologías ginecológicas

Cuando el dolor de las reglas obliga a la paciente a doblarse sobre el estómago se recomienda tomar 5 gránulos de Magnesia Phosphorica 9 CH mañana y tarde hasta que pasen los espasmos.

Dosis recomendadas en caso de trastornos obstétricos

Para que el parto duela lo mínimo posible, la paciente puede tomar 5 gránulos de Magnesia Phosphorica 9 CH, en particular cuando el dolor sólo se alivia haciéndose un ovillo. Una toma suplementaria de 5 gránulos puede ser efectuada post-parto si el cólico uterino es demasiado intenso.

Tratamientos y patologías asociados a Magnesia Phosphorica

Tratamientos asociados? 

  • Aconitum Napellus
  • Ammonium Muriaticum
  • Asa Foetida
  • Belladonna
  • Bryonia Alba
  • Calcarea Carbonica Ostrearum
  • Chamomilla Vulgaris
  • Chelidonium Majus
  • China Rubra
  • Chininum Sulfuricum
  • Coffea Cruda
  • Colocynthis
  • Colocynthis
  • Cuprum Metallicum
  • Dioscorea Villosa
  • Gnaphalium Polycephalum
  • Hyoscamus Niger
  • Hypericum Perforatum
  • Ignatia Amara
  • Kalium Bichromicum
  • Kalmia Latifolia
  • Kalmia Latifolia
  • Magnesia Carbonica
  • Mephitis Putorius
  • Moschus
  • Nux Vomica
  • Paris Quadrifolia
  • Platina
  • Rhododendron Chrysanthum
  • Sarcolacticum Acidum
  • Spigelia Anthelmia
  • Tellerium Metallicum
  • Valeriana Officinalis
  • Veratrum Album
Patologías asociadas
  • Parto
  • Cólico
  • Cólico del lactante
  • Cólico hepático
  • Cólico nefrítico
  • Colon irritable
  • Calambres
  • Diarrea
  • Dismenorrea
  • Hipo
  • Neuralgia
  • Isquialgia
  • Espasmofilia
Importante Aunque Magnesia Phosphorica trata varios tipos de dolor espasmódicos y neurálgicos, sólo trata los dolores fríos. En efecto, la mayoría de las patologías tratadas por este remedio se alivian aplicando calor.
Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.