Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Cólico nefrítico

Cómo aliviar el cólico nefrítico con la homeopatía

El cólico nefrítico es causado por un cálculo situado en los riñones o en el canal urinario que interfiere con la evacuación de la orina. Para curar eficazmente y reforzar el organismo de la persona afectada conviene recurrir a la homeopatía.

Los cólicos nefríticos son dolores que se experimentan a nivel de los riñones a raíz de la formación de un cálculo en los canales urinarios. Como la función de los riñones es filtrar los residuos orgánicos en la orina, puede suceder que estas sustancias indeseables formen una piedra de cristales compuesta de calcio, sodio y/o de potasio que bloqueará los canales conductores de la orina. Los cólicos nefríticos pueden sin embargo tratarse con homeopatía, como medida de emergencia o a largo plazo para evitar que se forman nuevas piedras luego de una evacuación por micción.

Los síntomas del cólico nefrítico

Se reconoce un cólico nefrítico por el dolor de espalda que provoca, que además es tan repentino que el enfermo no tiene tiempo de reaccionar en consecuencia. Este dolor se debe a la presión de la orina ejercida sobre el riñón, que intenta evacuarla hacia el exterior. Puede suceder que las piedras se formen en el espacio de algunas horas, pero también pueden desarrollarse lentamente y no causar dolores tan fuertes como cuando son bastante grandes.

Una orina teñida de sangre y dificultad al orinar son otros signos precursores de la presencia de un cálculo renal, y por lo tanto de un cólico  nefrítico. Si el cálculo ya está presente, el cólico nefrítico aparecerá inevitablemente si la persona da un paseo en caballo o en motocicleta, ya que ello favorece la penetración de la piedra en las vías urinarias. Una aflicción muy dolorosa se propagará entonces en el aparato reproductor hasta la parte superior de los muslos y puede ocurrir en algunos casos que el paciente no logre ni caminar.

Prevención del cólico nefrítico con homeopatía

Si el paciente sabe que su organismo es un medio favorable a la formación de una piedra, puede tratarse con homeopatía con el fin de prevenir los cólicos nefríticos. Los medicamentos homeopáticos para aliviar los cólicos nefríticos no son eficaces en el momento del dolor, pero si resultan de una gran eficacia si se toman como tratamiento de terreno.

Para luchar contra los cálculos compuestos principalmente por fosfatos y oxalatos, debidos a la acumulación de sustancias oxálicas, es aconsejable tomar Oxalicum Acidum 5 CH por la mañana, a razón de 3 gránulos 3 veces al día.

Si el paciente tiene dificultades para orinar o si se siente una irritación dolorosa a nivel de su aparato urinario durante la micción, será conveniente administrarle Sarsaparilla 5 CH. El tratamiento debe consistir en tres gránulos, tres veces al día.

Berberis Vulgaris, por su parte, está indicado en el caso de cólicos nefríticos crónicos que se caractericen por micciones de cantidad sumamente irregular. El enfermo siente también dolor en la espalda, que alcanzan la vejiga y la uretra. Para remediarlo, es necesario administrar Berberis Vulgaris 3 veces al día, a razón de tres gránulos por dosis.

Algunas personas enfermas de cálculos renales presentan a veces una tasa de albúmina elevada en la orina. La mayoría del tiempo se trata de pacientes con artritis y ácido úrico, y se les recomienda adoptarFormica Rufa 5 CH tres veces al día, a razón de 3 gránulos por toma.

Para anticipar los cólicos nefríticos y los espasmos de las vías urinarias es posible mezclar Belladonna, Lycopodium, Berberis Vulgaris y Pareira brava, todos en una dilución de 5CH, preferentemente en una botella de agua desmineralizada.

Tratamiento homeopático del cólico nefrítico

Una vez que las piedras hayan sido evacuadas a través de la micción, el paciente puede seguir un tratamiento homeopático para impedir que otras litiasis se formen. Estos remedios homeopáticos deben ser tomados fuera de las crisis de dolor en una dilución de 200 K. La dosis será de 5 gránulos cada día.

Los pacientes que presenten un terreno favorable para la formación de cálculos de ácido úrico estarán mejor inmunizados con un tratamiento a largo plazo a base de Collubrina, Calcarea Carbonica y Lycopodium. En caso de cálculo fosfático, Calcarea phosphoricum o Phosphoricum acidum son los medicamentos homeopáticos mejor adaptados.

Cuándo consultar a un médico

En caso de trastornos de la micción o en presencia de una orina nauseabunda o sanguinolenta, hay que consultar a un médico sin demora. Tras los análisis, se podrá prescribir el tratamiento homeopático convienente, en asociación o no con la medicina. Si a pesar de los tratamientos de fondo y los remedios para después de las crisis, los cólicos nefríticos persisten, la consulta médica es obligatoria.

Tratamientos y patologías asociados al cólico nefrítico

Tratamientos asociados?

  • Belladonna
  • Berberis Vulgaris
  • Calcarea Carbonica
  • Collubrina
  • Formica Rufa
  • Lycopodium
  • Oxalicum Acidum
  • Pareira Brava
  • Phosphoricum Acidum
  • Sarsaparilla

Importante El cólico nefrítico puede ser tratado y anticipado a través de medicamentos homeopáticos.  Para evitar la reaparición de un cálculo de ácido oxálico, el enfermo puede tomar Oxalicum Acidum. Sin embargo, conviene respetar las dosis para que los remedios sean efectivos.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.