Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Berberis vulgaris

Berberis vulgaris: un remedio eficaz para el tratamiento de muchos desórdenes patológicos

Indicado para el tratamiento de ciertas enfermedades comunes, Berberis vulgaris es un remedio con muchas propiedades. Así, es particularmente eficaz en el tratamiento de síntomas de diversas patologías en homeopatía.

Berberis vulgaris es un medicamento homeopático obtenido a partir del agracejo, un arbusto de la familia de las berberidáceas que tiene la particularidad de dar bayas rojas ovoides. Para obtener la tintura madre, que contiene el principio activo de la planta, se utilizan las raíces secas y la corteza del arbusto. Tras una serie de extracciones físicoquímicas, la tintura madre sufre numerosas diluciones, según los procedimientos necesarios para preparar el remedio homeopático. Por sus diversas propiedades terapéuticas, Berberis vulgaris es utilizado para el tratamiento de muchas enfermedades. El remedio existe en diversas formulaciones, pero las más utilizadas son los gránulos, las trituraciones y las gotas.

Indicaciones en urología

Berberis vulgaris es un medicamento particularmente utilizado para tratar la litiasis urinaria, tanto en hombres como en mujeres. La litiasis urinaria va acompañada generalmente de dolores lumbares que se manifiestan como sensaciones de burbujeo y de ardor. El paciente también puede tener sensaciones de magulladuras a nivel del riñón izquierdo. Además, la cantidad de orina excretada será variable, y su apariencia puede ser cambiante. Así, la orina puede a veces ser anaranjada o incluso rojiza, lo cual manifiesta la presencia de cálculos. Cuando el dolor se irradia hacia los testículos, el paciente sufrirá una pérdida de libido y, muy a menudo, eyaculación precoz.

Indicaciones en hepato-gastroenterología

Berberis vulgaris es un remedio ampliamente utilizado para tratar los trastornos hepáticos. Además de estos trastornos, el paciente puede también sufrir una digestión difícil y tener constantemente las náuseas. Su saliva se pondrá espesa y a menudo experimentará  somnolencia inmediatamente después de haber comido. Además, los síntomas pueden incluir tanto diarrea como estreñimiento de vez en cuando. Estos síntomas requerirán un tratamiento a base de Berberis vulgaris. En la mujer, los trastornos ese también pueden alcanzar la vulva, provocando dolores en el momento del orgasmo.

Indicaciones en reumatología

Berberis vulgaris es un remedio particularmente indicado en reumatología. Generalmente, el medicamento se destina a tratar a todos los tipos de reumatismo y todos los dolores en las articulaciones, en particular si están acompañados de complicaciones inflamatorias urinarias. Así, el remedio es destinado por ejemplo para tratar los trastornos de la metabolización del ácido úrico. Cabe observar que una superproducción de urea en el organismo constituye a menudo el origen del reumatismo. Estos trastornos pueden provocar dolor que se irradian acompañados de cólicos hepáticos, inflamaciones urinarias y biliares, así como la producción de cálculos en el nivel de la bilis y los riñones.

Indicaciones en dermatología

En dermatología, Berberis vulgaris está preconizada en el tratamiento de las dermatosis circinadas, es decir cuando la piel presente inflamaciones en forma de círculos o de anillos. También se indica en el caso de pitiriasis rosada o pityriasis rosea. Con frecuencia, estos síntomas están acompañados de picores. Tan pronto como estos signos aparezcan, es necesario proceder a un tratamiento a base de Berberis vulgaris.

Dosis recomendadas en caso de trastornos urológicos o reumatismo

Si se opta por los gránulos, hay que elegir Berberis vulgaris 5 CH. Para ello, la dosis necesaria es de 5 gránulos a tomar por la mañana y por la tarde. Para tratar los reumatismos, se tomará 5 gránulos de Berberis vulgaris, por la mañana y por la tarde. El tratamiento debe durar hasta que el estado del enfermo mejore.

Dosis recomendadas en caso de trastornos hepato-gastroenterológicos

Para tratar las disfunciones hepato-gastroenterológicas, la dosis necesaria es de 20 gotas de Berberis vulgaris 6 DH a diluir en un vaso de agua. Esta dosis debe tomarse a la mañana y a la noche antes de las comidas. Para una mayor eficacia, se aconseja mantener la solución en la boca durante algunos segundos antes de tragarla. Según la gravedad de la enfermedad, el tratamiento puede extenderse hasta 3 meses. Sin embargo, , se puede reducir la dosis a medida que el estado del paciente vaya mejorando antes de interrumpir el tratamiento. Para tratar los trastornos hepatovesiculares, Berberis vulgaris deberá estar asociado a otros remedios.

Dosis recomendadas en caso de trastornos dermatológicos

Para tratar las inflamaciones a nivel de la piel, se podrá optar por Berberis vulgaris en forma de gránulos o en forma de gotas. La dosis recomendada es de 10 gránulos por día, a repartir en 2 tomas, de preferencia a la mañana y por la tarde. En el caso de que se elija el remedio en forma de gotas, se recomienda de diluir 20 gotas en un poco de agua, y la dilución del rmedio debe ser de 6 DH.

Tratamientos y patologías asociados a Berberis vulgaris

Patologías asociadas

  • Artralgia
  • Dispepsia
  • Eccema
  • Herpes
  • Litiasis
  • Dolores de espalda
  • Micosis
  • Pitiriasis rosada o pityriasis rosea
  • Pitiriasis versicolor
  • Psoriasis

Importante Berberis   vulgaris es un remedio particularmente eficaz para tratar las enfermedades para las que se prescribe.  En algunos casos, su eficacia dependerá de la asociación con otros medicamentos homeopáticos.

Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.