Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Publicidad

Curare

Cómo remediar los trastornos neurológicos con curare

El curare es una sustancia extraída de una planta que crece en Sudamérica. En farmacología y en homeopatía, se utiliza para tratar trastornos neurológicos.

La utilización del curare en homeopatía debe realizarse bajo la supervisión de un especialista, ya que en caso de sobredosis la planta puede constituir un peligro para el paciente. Esta prudencia se justifica cuando se considera su historia y su utilización en la medicina tradicional.

Origen e historia del curare

El curare es una sustancia extraída de algunas lianas del Amazonas, principalmente Chondodendron tomentosum y Strychnos toxifera. Las especies de la que se extrae se encuentran en selvas de América del Sur, del Brasil hasta Perú, pasando por Colombia y Guyana. La planta de origen es generalmente una liana leñosa con hojas de una longitud de 10 a 15 centímetros. El curare es de hecho un veneno, ya que puede causar la asfixia y provocar una distensión de los músculos que bloquea el diafragma e impide su funcionamiento. Sin embargo, el curare sólo es peligroso cuando se absorbe a través de la sangre. La sustancia es utilizada por los cazadores amerindios para paralizar sus presas. Se pensó erróneamente que el curare fue utilizado en el pasado para combatir a los conquistadores españoles, pero en realidad las tribus amazónicas no lo utilizan nunca contra el hombre. El explorador francés Charles Marie de la Condamine trajo las primeras muestras de curare a Europa hacia 1745. Sin embargo, hay que esperar hasta 1940 para que la sustancia sea mejor conocida y ampliamente utilizada en medicina clínica y neurológica.

Utilidad farmacológica del curare

Harold Griffith es el primer médico que ha utilizado una preparación a base de Chondodendron tomentosum para relajar los músculos durante una operación quirúrgica en 1942. Muchas propiedades del curare fueron descubiertas y aisladas posteriormente. El término curare designa hoy todo medicamento utilizado en la anestesia y capaz de facilitar el relajamiento muscular. En farmacología, se distinguen los curares de acción lenta de los curares de acción intermedia y rápida. El curare también se utiliza en homeopatía e interviene en el tratamiento de numerosos trastornos, sean neurológicos o no.

Principales usos homeopáticos del curare

Gracias a sus principios activos, el curare puede tratar numerosos casos de parálisis. Para ello, es necesario utilizarlo si el paciente presenta determinados síntomas. Por ejemplo, los pacientes que sufren de una parálisis del deltoide derecho o que sienten dolor y tienen el brazo izquierdo adormecido que pueden aprovechar las virtudes de esta sustancia. Los casos de rigidez en los músculos y los hombros acompañados de dolores dorsales pueden ser tratados con curare.
El remedio también puede asociarse a otros medicamentos homeopáticos para tratar los casos de paresia después del trabajo, trimus y polineuropatía. Además de trastornos neurológicos, esta sustancia puede mejorar el estado psicológico de los pacientes que presenten determinados síntomas. Los pacientes con depresión nerviosa y con tendencia a aislarse se beneficiarán sin duda con el uso del curare. Asimismo, casos de epilepsia seguidos de una pérdida de la conciencia y de trastornos mentales graves han sido tratados con dicha sustancia. Por último, las personas de edad pueden utilizar curare para tener más vigor y combatir el Entumecimiento. Otras afecciones también pueden ser tratadas con esta sustancia.

Otros usos homeopáticos del curare

El curare se utiliza para tratar algunos tipos de tos, especialmente las que provocan ronquera y casi hasta afonía, sobre todo cuando la tos se acompaña de un dolor agudo en la laringe e impide que el paciente duerma. También hay que considerar el tratamiento a base de curare cuando la tos se acompaña de vómitos y de dolores de cabeza que provocan un enrojecimiento del rostro.

 

También se pueden tratar casos de migrañas muy severas con las gotas de Curare. Si los dolores de cabeza provocan mareo o desmayos y se intensifican durante la masticación, Curare puede mejorar el estado del enfermo. Otros dolores de cabeza se localizan particularmente por encima del ojo derecho, y se extienden progresivamente hacia la parte posterior del cráneo. En algunos casos, el paciente vomita y su cuello está rígido. Este caso, también es necesario considerar el uso del curare.

Tratamientos y patologías asociados a Curare

Tratamientos asociados?

  • Aconitum Napellus
  • Causticum
  • Hypericum Perforatum

Patologías asociadas

  • Parálisis
  • Parestesia
  • Ptosis

Importante El curare es una sustancia que se extrae de algunas plantas de la cuenca del Amazonas.  Este remedio trata eficazmente numerosos trastornos neurológicos.

5 insane scams that should have failed but didn’tI also want to know your opinion you pose a good question at the end but what do you think? You touch on it cheap nfl jerseys briefly, but don explain why you don think they will be handy. You not just reporting on an issue. The idea is to introduce the topic, make your opinion clear up high in the post and then use background, anecdotes, research, experience etc to back up your view.His mother was in the http://www.cheap-nfl-nike-jerseys.com stands at the Georgia Dome, cheering him on. But, most poignantly, this was where he returned NFL Jerseys China for treatment after a mass found his chest near the end of the 2014 season turned out to be Hodgkin’s lymphoma .”The last time I came home during the season it was to get chemotherapy,” Berry said. Keep conversations casual. Wholesale NFL Jerseys Online The more “friendly” you are with your players, the more they’ll like you and respect you. If you come into practice and games like you have control and power, more than likely the players won’t respond well. Keep to their level of power. Yes you make the decisions, but don’t let that get to your head. When you want to bring something up about practice, like missing ground balls, start the conversation about something totally different. Ask about school or something that’s going on at that time, then ask about practice. Try this: “So (Paige), you going to the boy’s game tomorrow night? I hear it’s supposed to be a good one?” Then she’ll answer and you’ll say “Yanno, I hear they have a good girls team too; plenty of hitters. I’ll probably be hitting some extra infield/outfield the next http://www.cheapjerseys2013.com few practices. Hopefully we can fix that you’re pulling your head up from the ball before it gets to you. Let me know if you want even more grounders. I’ll help you out.” Be sure to use words like we, help, and the team. By pulling the blame directly off of that player, it will ease her mind when you say “we.”The once promising football star has now reached rock bottom, a sharp contrast to eight years ago when he was on top of wholesale jerseys the world. cheap football jerseys Young has already filed for chapter 11 federal bankruptcy, just 2 years after leaving the NFL despite once signing a contract worth $26 million with the Tennessee Titans.Electronic Arts’ (EA +0.5%) Madden NFL 15 rose four spots to 4, but FIFA 15 fell out of the top 10. BofA/Merrill has hiked its targets (I, II) for both EA and Take Two following NPD’s numbers: It’s optimistic EA can continue growing margins thanks to growing digital sales and cost controls, and argues Take Two deserves a multiple similar to EA and Activision’s.
Artículos populares
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.