Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Digitalis Purpurea

Tratamiento de enfermedades cardiológicas con Digitalis Purpurea

Para aquellos que sufran de dolencias cardíacas, Digitalis Purpurea es un remedio homeopático que conviene tener en el botiquín. De hecho, este remedio puede tratar muchos trastornos relacionados con la frecuencia cardíaca.

Digitalis Purpurea es una planta conocida como digital, dedalera o chupamieles, entre otros nombres comunes. Esta herbácea de la familia de las escrofulariáceas es nativa de Europa, del noroeste de África y de Asia central. Muy utilizada en decoración, también posee propiedades terapéuticas probadas.

Presentación general del remedio

Digitalis Purpurea es un remedio homeopático cuya cepa proviene de la planta homónima. Esta especie posee grandes cualidades ornamentales, y es muy apreciada por sus flores acampanadas. Sin embargo, hay que saber que la planta es muy tóxica en su estado natural a causa de la presencia de heterósidos o glucósidos como la sapogenina y la digitoxina, que constituyen sus principios activos. Sin embargo, su follaje se utiliza para preparar la tintura madre de Digitalis Purpurea. Para ello, las hojas frescas son más eficaces si son extraídas en el segundo año de floración. Digitalis Purpurea se utiliza principalmente en forma de gránulos que se dejan fundir bajo la lengua. Para un efecto óptimo, debe ser tomado fuera de las comidas y absteniéndose de consumir té, café, o menta, productos que inhiben su acción.

Principales indicaciones en cardiología

Digitalis Purpurea está prescrito para abordar los problemas menores del ritmo cardíaco, ya sea una taquicardia (aceleración del ritmo cardíaco) o una bradicardia (desaceleración del ritmo cardíaco). En el caso de una bradicardia, el pulso puede ser muy bajo, lento e intermitente. Los trastornos cardíacos a menudo se ven agravados cuando el paciente realiza un esfuerzo físico.

Digitalis Purpurea permite también de mitigar las sensaciones de paro cardíaco cuando el paciente reposa. Este síntoma está generalmente acompañado de gran debilidad y de un sentimiento de miedo de morir. El medicamento también está indicado en caso de cardiopatía orgánica acompañada de edema. Asimismo, la utilización de Digitalis Purpurea es eficaz en caso de nefritis acompañadas de síntomas cardíacos y de extrasistolia.

Dosis recomendadas

En caso de trastorno menor del ritmo cardíaco, es conveniente tomar unos 5 gránulos de Digitalis Purpurea 7 CH o 9 CH por día. El tratamiento debe ser seguido hasta que el estado de salud del paciente mejore. En determinados casos es preferible consultar al médico. Para tratar la extrasistolia, la dosis deberá ser establecida por el profesional de la salud. Por otra parte, Digitalis Purpurea debe utilizarse en baja dilución para abordar las deficiencias cardíacas agudas y en alta dilución para el tratamiento de enfermedades crónicas. Este remedio homeopático no tiene contraindicaciones, y puede ser utilizado incluso en caso de embarazo o de lactancia.

Tratamientos y patologías asociados a Digitalis Purpurea

Tratamientos asociados?

  • Aurum Muriaticum
  • Glonoinum
  • Kalium Carbonicum

Patologías asociadas

  • Extrasistolia

Importante Durante un tratamiento homeopático, Digitalis Purpurea se indica en cardiología para tratar los problemas menores cardíacos.  Gracias a sus principios activos, actúa como un isótropo positivo aumentando la frecuencia cardíaca de determinados enfermos, o como un cronotrópico negativo disminuyéndolo en otros.

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.