Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Hepar sulfuris calcareum

Cómo curar las enfermedades infecciosas e inflamatorias con la Hepar sulfuris calcareum

 Desarrollado por Samuel Hahnemann, Hepar sulfuris calcareum es un remedio homeopático muy utilizado en el tratamiento de dermatosis y enfermedades infecciosas o inflamatorias. Descubra las principales indicaciones y las dosis asociadas a este medicamento.

Utilizado muy a menudo en homeopatía, Hepar sulfuris calcareum es un remedio elaborado por el Dr. Samuel Hahnemann a partir de flores de azufre purificadas y piedra caliza de ostra. A fin de dar al remedio toda su eficacia terapéutica, las cepas necesarias para su fabricación deberán apremiante mezclarse en partes iguales antes de ser trituradas en lactosa.

Hepar sulfuris calcareum es un remedio al se recurre para prevenir y tratar algunas enfermedades inflamatorias e infecciosas agudas y crónicas. En consecuencia, se utiliza principalmente para tratar las dermatosis acompañadas de acumulaciones purulentas, así como trastornos ORL agudos o recurrentes e infecciones de las vías respiratorias.

De manera general, Hepar sulfuris calcareum es un remedio que conviene más especialmente a las manifestaciones inflamatorias que provoquen supuración a nivel de tejido de los tejidos cutáneos, la oreja o las vías respiratorias. Ideal para las personas con una mayor sensibilidad a las infecciones, este remedio está además indicado en los pacientes que manifiesten algunos trastornos de conducta como la irritabilidad o una emotividad excesiva con respecto a lo habitual.

También es importante saber que Hepar sulfuris calcareum está especialmente indicado para personas que no puedan soportar el dolor o el frío. Además, el recurso puede ser utilizado en pacientes que se quejen de sensaciones de pinchazos a nivel de las partes del cuerpo afectadas. Por último, también podrá ser administrado si el dolor sentido por el paciente se reduce de forma significativa con la aplicación de compresas calientes sobre las zonas afectadas.

Dermatología

En lo que respecta a las enfermedades de la piel, la Hepar sulfuris calcareum es ideal para tratar abscesos, forúnculos, hidradenitis (infecciones estafilocócicas de las glándulas sudoríparas de la axila o de la región perineal), los impétigos, la estafilococia cutánea, el acné o la úlcera varicosa de la pierna. En la gran mayoría de los casos, el medicamento se utilizará para limitar la formación de pus, evitar recurrir a antibióticos o prevenir posibles recaídas.

Otorrinolaringología

En lo que respecta a las enfermedades ORL, Hepar sulfuris calcareum permitirá tratar y prevenir laringitis, rinitis, nasofaringitis mucopurulentas (es decir, con mucosidad y pus), amigdalitis eritematosa pultácea, sinusitis y otitis agudas. De manera general, el medicamento permitirá obtener una recuperación duradera limitando el riesgo de recaída.

Neumología

La Hepar sulfuris calcareum podrá indicarse también en el tratamiento de infecciones respiratorias como la bronquitis o traqueobronquitis, una enfermedad inflamatoria que afecta de manera simultánea la tráquea y las bronquios. Así, en caso de bronquitis aguda, el medicamento puede ser administrado si el paciente se queja de una sensación de ardor en la garganta, mientras que en caso de bronquitis o de traqueobronquitis crónica el medicamento intervendrá en el marco de un tratamiento de fondo.

Oftalmología

En materia de enfermedades oftalmológicos, la Hepar sulfuris calcareum es ideal para tratar la conjuntivitis infecciosa acompañadas de pus y los orzuelos. En ambos casos, el medicamento debe utilizarse inmediatamente después de la aparición de los primeros síntomas para evitar la formación de pus.

Urología y ginecología

En lo que respecta a los disturbios urológicos, Hepar sulfuris calcareum es especialmente adecuado para el tratamiento preventivo de la prostatitis crónica, una inflamación de la próstata asociada a algunos gérmenes. Asimismo, en caso de endometritis (inflamación de la mucosa uterina), el medicamento permitirá sobre todo prevenir eventuales recaídas.

Otras indicaciones

Hepar sulfuris calcareum es un medicamento que puede utilizarse también para lactantes y niños en el tratamiento contra la diarrea. Muy suave y totalmente inofensivo, este remedio homeopático es en efecto ideal para disminuir la intensidad de los trastornos, reduciendo la frecuencia de los síntomas. En materia de estomatología, Hepar sulfuris calcareum se utiliza principalmente para aliviar abscesos dentales, así como de abscesos superficiales de las encías, en espera de la consulta médica.

Dosis recomendadas en caso de trastornos dermatológicos

En caso de forúnculos, será posible adoptar 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH por día durante tres días, a fin de evitar el uso de antibióticos. En caso de abscesos cutáneos, hay que tomar desde el comienzo de la inflamación 2 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH por día durante dos días, a fin de evitar la formación de pus. En lo que respecta a la hidradenitis, se recomienda recurrir a 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH por día durante cuatro días.

Para aliviar la sensación de incomodidad comúnmente asociada con las estafilococias cutáneas, habrá que tomar 5 gránulos de Hepar sulfuris calcareum 15 CH dos veces al día. Sin embargo, es importante no olvidar que en caso de contaminación bacteriana está altamente recomendado consultar a un médico, dado que en ese caso el tratamiento homeopático sólo puede intervenir como complemento del tratamiento alopático. Asimismo, en caso de estafilococia recurrente corresponderá al profesional establecer el tratamiento más adecuado.

Por último, es conveniente saber que, en caso de impétigo, acné juvenil y úlcera varicosa de la pierna, el médico deberá decidir individualmente la dosis más adecuada en función de los síntomas y su intensidad.

Dosis recomendadas en casos de enfermedades ORL

En caso de rinitis infecciosa acompañada de secreciones purulentas, habrá que tomar 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH durante cuatro días, a fin de promover la descongestión nasal y reducir el riesgo de sinusitis . En lo que respecta a la sinusitis acompañada de secreción, será posible tomar 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 15 CH durante cuatro días de modo a aliviar el dolor. Por último, para tratar una otitis  aguda, convendrá adoptar 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH todas las 24 horas durante tres días.

En caso de laringitis,  nasofaringitis muco-purulenta y amigdalitis eritematosa pultácea, es importante señalar que corresponderá únicamente al profesional determinar las dosis más adaptadas para tratar la enfermedad de manera eficaz e impedir la recaída.

Dosis recomendadas en caso de afecciones respiratorias

Para aliviar la sensación de ardor asociada a la bronquitis aguda en caso de tos  seca, será posible tomar 1 dosis única de Hepar sulfuris calcareum 15 CH. Sin embargo, en caso de rinotraqueítis o de traqueobronquitis recurrente, también será conveniente dirigirse a un profesional para que éste pueda establecer un tratamiento de fondo que ofrezca más posibiliades de curación para el paciente.

Dosis recomendadas en casos de enfermedades oftalmológicas

Para tratar un orzuelo, es necesario tomar 2 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH durante dos días a fin de evitar que se produzca una colección purulenta. En cambio, en caso de conjuntivitis infecciosa, será preferible consultar a un médico en la medida en que éste será mucho más apto para decidir la dosificación más indicada.

Dosis recomendadas en caso de disturbios urológicos y ginecológicos

En caso de prostatitis crónica, será posible adoptar 1 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH por semana para limitar las recaídas. En lo que respecta a la endometritis, la dosis podrá aplicarse a fin de evitar la aparición de inflamaciones recurrentes. Sin embargo, es conveniente saber que el tratamiento preventivo deberá escalonarse sobre un período de 3 meses. En el caso de que no se evidencie una mejora significativa en ese plazo, será posible renovar el tratamiento para lograr mejores resultados.

Otras dosis

Para aliviar el dolor en el caso de abscesos dentales o abscesos superficiales de la encía, será necesario tomar 2 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH durante dos días en espera de la opinión de un profesional.

Por último, en casos de diarrea del lactante y del niño, resultará imperioso consultar a un médico a la mayor brevedad posible a causa del riesgo importante de deshidratación, que puede resultar fatal para el paciente alcanzado. Sin embargo, como complemento del tratamiento alopático que será entonces prescrito, será posible recurrir a Hepar sulfuris calcareum 9 CH para reducir la intensidad de los síntomas.

Tratamientos y patologías asociados a Hepar sulfuris calcareum

Patologías asociadas

  • Abscesos
  • Acné
  • Trastornos de la próstata
  • Angina
  • Bronquitis
  • Conjuntivitis
  • Diarrea
  • Endometritis
  • Forúnculos
  • Hidradenitis
  • Impétigo
  • Laringitis
  • Orzuelo
  • Otitis
  • Rinitis
  • Nasofaringitis
  • Sinusitis
  • Estafilococia cutánea
  • Traqueítis y traqueobronquitis
  • Úlcera varicosa

Importante Si bien es cierto que Hepar sulfuris calcareum se utiliza principalmente en homeopatía para curar las dermatosis purulentas y las enfermedades infecciosas o inflamatorias, es interesante saber que el medicamento también permite tratar las diarreas desarrolladas algunas veces en lactantes y niños pequeños.  

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.