Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Silicea

Tratamiento de las enfermedades infecciosas con Silicea

Silicea es una medicina homeopática que ha sido específicamente concebida para el tratamiento de enfermedades infecciosas causantes de supuraciones agudas o crónica.

Silicea es un remedio homeopático a base de polvo de Sílice coloidal anhidra. Correspondiente a la formulación química SiO2, el sílice o dióxido de silicio es una sustancia química extraída de la arena, frecuentemente utilizada en la óptica. Ella permite la elaboración del óxido que los homeópatas han bautizado Silicea. Este último permite una  cicatrización rápida de las heridas supurantes. También es eficaz para tratar las enfermedades infecciosas favorecidas por la humedad y el frío. Y, como remedio tuberculínico, Silicea puede actuar como complemento de otras sales bioquímicas.

ORL y pneumología

Los resfriados, otorreas -dolores crónicos con supuración  a nivel de las orejas- y sinusitis pueden ser tratados con Silicea. Lo mismo ocurre con la nasofaringitis o la inflamación de la garganta y/o de la mucosa nasal, frecuente entre los niños más pequeños . La toma de Silicea también está indicada en el caso de infecciones respiratorias recurrentes en invierno.

Oftalmología

Silicea sirve para curar la blefaritis del ojo o inflamación de los párpados, causante de los ojos rojos. También puede ser utilizado para deshacerse de los forúnculos llenos de pus, comúnmente llamados orzuelos, que se alojan al borde del ojo o de los párpados.

Ginecología y urología

Silicea permite aliviar las inflamaciones de la mucosa vaginal y de las trompas de falopio. La toma de este medicamento está asimismo recomendada a en casos de infección de la mucosa uterina, cistitiscrónica y calambres de la vejiga. Algunas afecciones renales también pueden ser fácilmente Curadas gracias a un tratamiento a base de Silicea.

Dermatología

Silicea es especialmente prescrito en caso de acné forunculoso, panadizos,  forúnculos y dermatosis supurante. Además, elimina las zonas blancuzcas que aparecen sobre las faneras y trata eficazmente estrías o deformaciones de las uñas.

Reumatología

La ingesta de Silicea será beneficiosa para las personas que padezcan de  síndrome del dolor regional complejo (SDRC) o desmineralización de los huesos, acompañada de terribles dolores, epifisitis de crecimiento, osteomielitis, raquitismo o artritis inflamatoria. Este remedio homeopático lucha además contra la coccigodinia y la osteoporosis, que afectan sobre todo a las personas de edad.

Estomatología

Silicea es muy eficaz para curar las caries dentales precoces, así como las infecciones focales dentales, que muy frecuentemente causa una deformación de la mandíbula. También permite tratar las anginas invernales.

Gastroenterología

Silicea alivia la diarrea y el estreñimiento atónico causado por un síndrome de malabsorción. También es un excelente remedio contra la oxiurosis, que se manifiesta a través de dolores en el abdomen y  toscrónicas.

Trastornos de conducta

Los homeópatas prescriben igualmente Silicea en caso de fatiga General, de dificultades para concentrarse y de alteraciones del sueño. También recomiendan que las personas tímidas o frecuentemente estresadas recurran a este remedio.

Posología en caso de infecciones ORL y de las vías respiratorias

En caso de Supuración otorrinolaringológica, tomar Silicea 30 CH a razón de 5 gránulos, una vez por día durante los dos primeros meses de tratamiento y una vez cada 30 días durante los dos últimos meses. Por el contrario, una dosis de Silicea 30 CH, a disolver bajo la lengua una vez por semana, basta para tratar las infecciones respiratorias.

Posología en caso de infecciones oftalmológicas

La dosis recomendada en caso de infecciones oftalmológicas será la misma que la que se preconiza en caso de infecciones ORL. Sin embargo, si el paciente es particularmente sensible a Silicea, el remedio se utilizará en baja o media dilución.

Dosis recomendada en caso de trastornos ginecológicos y urinarios

Hay que chupar una dosis de Silicea 30 CH una vez por semana, durante cuatro meses, para tratar las infecciones uterinas y vaginales, así como las metritis. Hay que hacer lo mismo para curar las enfermedades urinarias.

Dosis recomendada en caso de dermatitis

Para deshacerse de forúnculos y de paroniquias hay que tomar 5 gránulos de Silicea 15 o 9 CH al inicio del tratamiento, una dosis de Silicea 9 CH cuando los síntomas desaparezcan, una dosis de Silicea 15 CH durante el penúltimo día del tratamiento y una dosis de Silicea 30 CH al final del tratamiento. Para tratar una  micosis situada a nivel de los dedos de los pies, utilizar una dosis de Silicea 15 CH todas las semanas durante 3 meses. En caso de acné, habrá que administrar de 2 a 3 veces al día durante 3 meses 2 comprimidos de Silicea al paciente si es adulto y 1 comprimido si es todavía un niño de más de 6 años.

Posología en caso de infecciones reumatológicas

La utilización de una dosis de Silicea 15 CH por semana durante 4 meses, permite tratar las enfermedades infecciosas o inflamatorias reumatológicas. Para más de eficacia, el remedio puede estar asociado a Calcarea Phosphorica.

Dosis recomendada en caso de trastornos estomatológicos

Las afecciones bucodentales pueden aliviarse mediante la toma de 5 gránulos de Silicea por día. El tratamiento deberá durar aproximadamente un mes.

Dosis recomendada en caso de trastornos gastrointestinales

En casos de diarrea o de estreñimiento causado por un síndrome de malabsorción, poner bajo la lengua 5 gránulos de Silicea 9 CH una vez por día durante tres meses. Y en caso de oxiurosis, tomar una dosis de Silicea 30 CH todas las semanas durante 3 meses.

Dosis recomendada en caso de trastornos del comportamiento

La dosis semanal de Silicea 30 CH permite atenuar las  alteraciones del comportamiento causadas por la fatiga, el estrés, el insomnio y/o el dolor de cabeza. Si se asocia a Tuberculium y  Natrum muriaticum, este remedio permite además de luchar contra la fatiga general.

Tratamientos y patologías asociados a Silicea

Patologías asociadas

  • Acné
  • Trastornos de la próstata
  • Síndrome del dolor regional complejo (sdrc)
  • Angina
  • Astenia
  • Blépharite

  • Bronquitis
  • Linfangitis por vacuna bcg
  • Estreñimiento
  • Cistitis
  • Cefalea
  • Dacriocistitis
  • Eccema
  • Forúnculo
  • Hiperhidrosis
  • Impétigo
  • Insomnio
  • Enfermedad de scheuermann
  • Micosis
  • Orzuelo
  • Osteitis
  • Osteopenia
  • Otitis
  • Oxiurosis
  • Paroniquia
  • Parodontosis

  • Piorrea alveolar

  • Tabla
  • Sinusitis
  • Sonambulismo

  • Estafilococia cutánea
  • Pánico escénico
  • Traumatismo
  • Trastornos de la memoria

  • Vaginitis
  • Verrugas

Importante Asociado con otros medicamentos homeopáticos tuberculínicos como Natrum muriaticum y Tuberculium, Silicea resulta aún más eficaz.  

Publicidad
Copyright © 2011 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.