Retrouvez-nous
Homéopathie Facebook Homéopathie Twitter
Articles recentes
Publicidad

Staphysagria

Staphysagria, un remedio homeopático utilizado en urología, dermatología y oftalmología

Staphysagria actúa en el sistema neuro-vegetativo para el tratamiento de la depresión somatizada a través se manifiesta de llagas y picazón en algunas partes del cuerpo.

Staphysagria es un medicamento homeopático cuyo campo de acción es amplio. En efecto, trata desde problemas urinarios hasta infecciones oculares, pasando por raspaduras e incisiones benignas en la piel. Algunos tipos de eccema también pueden ser tratados a largo plazo con este remedio homeopático.

Principales indicaciones

Staphysagria es un medicamento homeopático prescrito para acelerar la cicatrización de las  pequeñas incisiones y de los cortes superficiales. Por otro lado, también puede utilizarse para la cauterización de heridas mucho más importantes, así como para las de los pacientes que han sufrido una gran operación.

Algunas infecciones del tracto urinario aparecen cuando el organismo es en un estado de  estrés permanente que puede desregular las funciones orgánicas. En este tipo de circunstancias, el individuo afectado le da vueltas constantemente sus preocupaciones. Cuando cree que controla todo se vuelve tenso, y en ese caso se siente incapaz de asumir sus responsabilidades. Sus crisis de ira son  violentas, y las emociones excesivas de este tipo causan infecciones a nivel del tracto urinario. Las frecuentes micciones debidas a la angustia, a la tristeza o a la depresión favorecen las inflamaciones urinarias, en particular entre cada micción. Sin embargo, la sensación de ardor desaparece cuando la persona se pone a orinar. Se aconseja describir bien los síntomas al médico en este tipo de manifestaciones porque la uretra que arde recién descrita no se debe a una  cistitis infecciosa. Para aliviar la inflamación y disminuir la sensación de ardor hay que tomar Staphysagria.

Staphysagria se aconseja a los pacientes que presenten erupciones sobre la piel que se alivian temporalmente al rascarse. Sin embargo, las erupciones cutáneas segregan mucho pus y cauterizan rápidamente. Para tratar este prurito, es necesario consumir Staphysagria. Las erupciones cutáneas pueden ser un  eccema anodino que, luego de la extracción de la corteza, dejan escapar un líquido maloliente y ácido. Cuando las antiguas heridas están curadas aparecen nuevas heridas. Estas erupciones cutáneas se establecen en general la mayoría del tiempo en el cuero cabelludo, detrás de las orejas o sobre la nuca. Puede suceder que algunos pacientes presenten estas erupciones alrededor de sus ojos. Es necesario saber que sin embargo Staphysagria sólo puede aliviar el prurito si éste se debe a una preocupación psicológica demostrada. La depresión influyen decisivamente en el sistema dérmico, al punto de que algunos pacientes experimentan un molesto escozor en caso de problemas.

Patologías como la depresión y la ansiedad pueden manifestarse a través de trastornos urinarios, así como en forma de  verrugasque se instalan en los genitales. La depresión puede ocasionar chalazión y orzuelos que rodean el perímetro del ojo o sobre las mucosas oculares. Staphysagria se prescribe en el marco del tratamiento de trastornos depresivos que se acompañen de molestias urinarias y genitales. Estas manifestaciones psicosomáticas afectan la mayoría del tiempo a individuos de gran timidez que desean de todas formas tener una relación sexual. Su timidez tiene efectos nocivos sobre su toma de decisiones. Se sienten atraídos por la persona de su interés sin atreverse los acercarse, y de allí su necesidad de aliviarse mediante la masturbación. Estos problemas psicológicos generan igualmente polaquiuria, una enfermedad caracterizada por micciones frecuentes en pequeña cantidad.

Dosis

Para las heridas locales, es necesario consumir Staphysagria 5 CH o 7 CH. Para las lesiones más profundas, es aconsejable utilizar la dilución 5 CH de Staphysagria. Si las heridas son recientes, es preciso tomar 5 gránulos Staphysagria de 9 CH cada dos horas antes de espaciar las tomas. Sin embargo, hay que continuar el tratamiento durante una semana.

Un tratamiento curativo a través de Staphysagria 9 o 7 CH se utiliza para el cuidado de las infecciones del tracto urinario. Para ello, es preciso hacer el tratamiento en un período intensiva de tres meses en razón de una toma de 5 cápsulas cada dos horas. Para remediar las erupciones cutáneas psicosomáticas, es necesario administrar Staphysagria 15 CH a razón de 5 gránulos cada vez que el paciente sienta escozor. Para curar las verrugas, lo ideal es tratarse durante al menos 2 meses con Staphysagria 9 CH. El paciente deberá tomar 5 gránulos por la mañana y 5 gránulos por la noche. Para no agravar el Chalazión y los orzuelos, se recomienda encarecidamente recurrir a Staphysagria 7 CH para un tratamiento curativo de 3 meses. Cada día, el paciente debe tomar 5 gránulos por la mañana y otra dosis de 5 gránulos a la noche.

Tratamientos y patologías asociados a Staphysagria

Patologías asociadas

  • Blefaritis
  • Chalazión
  • Condiloma
  • Cistitis
  • Eccema
  • Herpés
  • Dolores de espalda
  • Orzuelo
  • Atención pre y post-operatoria
  • Trastornos de conducta
  • Trastornos del sueño
  • Verruga

Importante Los síntomas de las patologías que se pueden tratar con Staphysagria varían de un paciente a otro.  La depresión tiene otras consecuencias como la frustración sexual en vez del escozor en la superficie de la epidermis puede ser fácilmente curada con un tratamiento a base de Staphysagria.

Publicidad
Copyright © 2011 - 2014 Homeopatía - Todos los derechos reservados | Menciones legales - Contacto
La patología y la homeopatía son dos campos de la investigación científica que van de la mano. De hecho, la investigación en homeopatía de una enfermedad siempre está acompañada de un estudio patológico de la enfermedad. La patología es el campo científico que estudia las enfermedades, mientras que la homeopatía es un método suave para el tratamiento de enfermedades. El tratamiento homeopático sigue los principios de similitud (Similia similibus curentur o " lo semejante cura lo semejante") y la exhaustividad. No existe un tratamiento universal para una determinada enfermedad, sino que la cura debe adaptarse a cada paciente.